Santuario Diegueño, Un Espacio para Descubrir

 

Además de su amplia oferta en ranchos y balnearios, Tecate, Pueblo Mágico ofrece estancias en donde turistas pueden disfrutar de descanso y gratas experiencias, tal es el caso de Santuario Diegueño, un hotel boutique de cómodas e impecables instalaciones con varios años en la región, lo cual lo ha llevado a considerarse como uno de los favoritos de quienes visitan el municipio de Tecate.

 
 

Desde antes que los misioneros llegaran a la Alta California, Tecate, Baja California, La Puerta Norte a la Ruta del Vino, fue un punto de encuentro, de reunión, de convivencia y sobrevivencia para las etnias Kumiai; posteriormente en su labor de evangelización los misioneros de la jurisdicción de la misión de San Diego, California, nombraron a los nativos Diegueños, y aunque la cultura de esos grupos se ha ido perdiendo, no se ha olvidado, en reconocimiento a uno de los Santuarios Kumiai, nace Santuario Diegueño, un hotel boutique que con sus espacios singulares, cómodas e impecables instalaciones y cálida atención personal, consiente cada uno de los sentidos de sus huéspedes.!

 
 

Sus jardines, impregnados de flora regional, su arquitectura neo vernácula y su colección de piezas de arte mexicano le brindan una personalidad única a cada espacio. Recorrer sus pasillos interiores, así como sus veredas exteriores, permite ir descubriendo cada detalle que fue largamente pensado y posteriormente trabajado para que quedase colocado en su lugar idóneo para el deleite estético de la vista y relajamiento del espíritu.

Plantas, arbustos y muros de piedra que son acariciados por el rocío matinal, exacerban el olor a romero, epazote y otras plantas de especies que despiertan el sentido del olfato.

Su oferta se complementa con dos restaurantes, un bar y un centro de eventos, que en su conjunto acomodan las necesidades y requerimientos del cliente que busca un evento ejecutivo (del sector privado u oficial), o tal vez un evento para celebración social (bodas y aniversarios), quizás uno recreativo y de esparcimiento (comidas o cenas especiales a grupos), o bien, simplemente para consentirse (estancia de fin de semana).

 
 

Su ubicación resulta estratégica, ya que es muy cómoda para quienes viajan de diferentes ciudades del estado, prácticamente esta en el centro del halo que comprende Tijuana, Mexicali, Ensenada e incluso el condado de San Diego y Valle Imperial. Las distancias en tiempo son aproximadamente, 35 minutos de la ciudad de Tijuana, una urbe en explosivo crecimiento. 1:25 horas de la ciudad de Mexicali. 1:15 horas de la ciudad de Ensenada. 45 minutos de la ruta del vino; y a 50 minutos de la ciudad de San Diego. Un excelente punto de reunión, y a la vez un fabuloso punto de partida para el resto de los destinos del estado.

Todas las virtudes anteriores, hacen de Santuario Diegueño el destino ideal para disfrutar de momentos de tranquilidad, e invita al visitante a adentrarse en el consentimiento de sus sentidos.

 

Relacionado

X